mares de plata

Ayer, cuando terminé de leer todas las palabras de Amor, de respeto  hacia mi..hacia mi madre algo se rompió dentro. “Algo” que no sé qué es, pero sé que está bien así, roto. Puede ser que sea la muralla de papel celofán con la que cubro mi Corazón sin que nadie me vea…sin que nadie lo sospeche.

Ayer  con el alma al aire, el vendaval de mis emociones comenzó a llevarme muy lejos. Daba botes hacia el pasado que imaginé ser y hacia el futuro que nunca fue. Y yo, resistiendo… queriendo estar en el Presente. Sólo me quedaba aceptar y no luchar contra los elementos. Y aquí estoy, en mi cascarón de nuez surcando las profundidades de mi Ser.

Ayer me mostrasteis Amor Incondicional y yo que creía saber qué hacer con ello, me perdí. Lo mejor hubiera sido no hacer nada con ello..sólo empaparme. Pero.. ¡ay! estoy aprendiendo a fluir, incluso si el mar es de sirope de caramelo y la playa de azúcar glas.

Me repito a mi misma “este blog es para reflexionar sobre los temas de maternidad” pero sé que este blog es la puerta de atrás que da acceso directo a mi Yo más íntimo. Y sí, en la maternidad hay mujeres, como yo. Mujeres que un día quisieron ser madres, como yo .Mujeres que un día vieron partir a su angelito, como yo. Mujeres que por Amor a la Vida se dedicaronn a acompañar a las mujeres, como yo.

Así que… bienvenidas a mi pequeña sala en mi “cuarto privado”. El derecho de admisión me habéis enseñado a guardarlo.. no es útil. No cuando estamos reunidas todas, aquí en mi cascarón de nuez.

Gracias por recordarme que merezco ser amada.

2 comentarios para “mares de plata”

  • Nadia dice:

    Es mucho más difícil saber ser querido que querer! ;)

  • Te felicito por expresar y sobre todo por compartir tu espacio interior, el cual ya por lo mostrado se nota que esta lleno de amor, que no solo te recordaremos lo mereces sino que tu lo sabes dar, ya que compartes tu esencia de mujer, tu esencia de VIDA, GRACIAS

Deja un comentario