desnudez

Llegan momentos en los que no sé bien qué he de decir. Quizás debería estar callada. Porque el silencio es un bálsamo. Porque he llegado a una parte de esta película en la que una leve pluma dice mucho más que mis desbaratadas preguntas o mis comedidas respuestas.

Siempre hay un tiempo para permitirse Ser algo más que doula, algo más que pedagoga, algo más que amante, algo más que terapeuta, algo más que hija, algo más que mujer, algo más que…. simplemente SER. Hace tiempo que echo de menos pararme a leer un libro que nada tenga que ver con mi Vida (que ya es completamente mi profesión). Es más, acabo de borrar cuatro líneas que hablaban sobre el re-encuentro con la Diosa que no es otro que el re-encuentro con la propia madre, pero no he podido seguir. Sólo escribo, respiro, paladeo, canto y medito por las mujeres y, sintiéndome feliz por ello, ahora tengo ganas de SER sin etiquetas. No buscar compartir ni aleccionar (a veces lo hago sin querer darme cuenta), sólo escribir en mi plena desnudez, por el palcer de abrirme, mostrarme…

exhibicionista canalla que revolotea por las ventanas… así me muestro hoy…

Últimamente me tomo demasiado en serio y esto no puede ser! es muy aburrido. Me he convertido en una mujer solemne y, a parte de esto, mi espejo juguetón muestra más prismas, uno de ellos es éste: simplicidad absoluta. Así vine al mundo, así me comuniqué siempre… ¿por qué debería enredarme entre muselinas y tules del rosa más cursi? (por cierto, me encanta el rosa) Creo que he vuelto a crear a una Erika nueva. Siempre me ha pasado esto. Proyecto imágenes de mi, me imagino qué quieren los demás de mi y yo, sin querer quererlo, lo creo. Sólo cuando me doy cuenta puedo sabotearme y escapar de este enredo.

Ahora mismo estoy escuchando a Lhasa de Sela. Nunca antes la había escuchado. Resulta que su voz, su gesto, su liviana sordidez me embriaga… refleja justo lo que ahora trato de transmitir. ¡Qué increíble es la Vida! siempre dispone lo que necesito (que a veces no es lo que quiero)… Adoro estar así, en pelota picada ante todas vosotras… me encanta saber que podéis verme tal y como soy sin que tenga que ser perfecta, comedida, contenida, amorosa, dulce, salvaje… Yo en estado puro… entre hermanas…

Cuántas veces me pregunto si realmente merece la pena mostrar, tímidamente ,las demás caras de la luna, si quizás uno sólo pide ver la más radiante o quizás la más oscura (con su reglamentario aviso a navegantes). Yo apuesto por mostrarla así, de golpe, sin tapujos y sin la oportunidad de arrepentirse ni salir corriendo. Demasiado tarde para esconder que se está desnuda en mitad de la plaza en hora punta…. Todos te han visto, así que sólo queda sonreír y disfrutar de la experiencia. Por eso yo lo hago todo así, sin medias tintas. Porque la intensidad de una idea “loca” tiene más ángel que cualquier acción templada por el acero de la razón. A lo “loco” se entrelazan los cuerpos, a lo “loco” se paren las más hermosas criaturas, a lo “loco” se amamanta, a lo “loco” se enamora una de la Vida… ¡ay! Amor…. Amor “del bueno” de esos que te erizan los pelillos de la nuca y te sacan una sonrisa estés dónde estés… ese Amor que te recuerda que no hay nada que temer… Así amo yo a la Vida… a lo “loco”

Estoy dejándome llevar por la cadencia de la música y es tan plácido que creo que he de buscar ya el final, no por vosotras ;) sino por mi, por no derrochar palabras cuando lo que ahora siento es Paz. La espléndida Paz de sentirse libre de prefijos, sufijos y títulos nobiliarios… la dicha de permitirme SER durante estas líneas y lo que venga después…

No, hoy no escribí un artículo sobre feminidad, ni menstruación, ni crianza, ni maternidad. Hoy escribí lo que mi alma quería desde hace tiempo: algo ligerito y atemporal, sin género, sin creencias, … algo vivo y natural… como lo es la Vida… como soy yo cuando rozo mis labios con mis dedos mojados en la bañera…

Ummmmm me siento a gusto.

… me siento.

desnudez

10 comentarios para “desnudez”

Deja un comentario