pariendö letras

Reviso y me atasco. Respiro y sigo caminando sin embargo creo que es momento de parar y mirar, perder la mirada en todo lo acontecido y reflexionar…

¿me acompañas?

No encuentro las palabras que nombren lo que se cuece en mi y sin ellas estoy perdida, temo no encontrar el modo de dibujarme y que tú, compañera, no puedas verme tal y como me siento esta noche de primavera …

Miro los libros recién paridos en la estantería y tomo conciencia de que viví está gestación sin tiempo, de lejos, con prisas y con la entrega de la hoja, que en el buen otoño, se deja caer… Leo a mis compañeras y algo palpita en mi, sin duda cada una vivimos una preñez bien diferente… Mismo bebé, distintas mamás y mil tonalidades para este sentir de parir letras tejidas de una en una … de cien en cien…

Después de estos meses estando allá y no acá, vuelvo a mi, a Casa, aturdida, con ganas, pero aturdida… Qué diferente soy de la que fui y cuánto más diferente seré mañana…

¿hermana, a ti te ocure como a mi?

Hace una semana tome la decisión de sentarme aquí a escribir, de manera perenne con miedo a resultarme “caduca”. Gracias a los acontecimientos acepto el reto de poner palabra a mi innombrable más denso y también al más intenso y, porqué no, al más íntimo y al divertido también.

He tomado la firme decisión de parir escritos en lugar de hijos e hijas de carne y miel.

¿sabes qué, amiga?

me siento completa al entregarme a mi y a las teclas y a los cuadernillos y a las servilletas de papel. Por primera vez

he

seguido

soñando

y me he creído libélula en mi propia nebulosa.

me siento.

ni bien ni mal, siento cada vello de mi piel erizarse al reconocer el camino a andar.

¿qué pasó con la maternidad?

te lo c.o.n.f.i.e.s.ö:

soy madre de letras y susurros en retales de papel

mis descendientes se diluyen con la lluvia aún siendo inmortales

así gesto yo, así nutro yo

a mi desde mi,

soy mi propia madre y mi propia hija… es el reflejo de la trinidäd, porque la Diosa que habita en mi útero me dicta al oído y yo, por fin, acepto…

Gracias a las 14 hadas y al duende que han sido pacientes y que, sin saberlo y quizás sin quererlo, me han ayudado a parirme sin tapujos. Este hijo de las 15+1 será mi primogénito y hermano mayor de muchos otros …

Gracias…. infinitas, gracias

las 15 autoras somos,

Enric Boix, diseñador

5 comentarios para “pariendö letras”

  • Maria Berrozpe dice:

    Poeta como siempre, Erika………. Precioso

  • marta dice:

    Pues resulta que a mi, claro que sí, me está sucediendo algo muy muy paralelo.
    Erika! Estamos pariéndonos a nosotras mismas!
    En-Amor-Arte! Expres-Arte! y Liber-Arte! y a reirse a carcajada limpia, mi Ñañita!!

  • Qué hermoso, Erika :) Siempre salgo de aquí con una lágrima y una sonrisa, no sé cómo lo haces, debe ser por lo conectada que estás contigo misma y la forma en que lo transmites en letras…

    Y Marta, me encantó eso de EnAmorArte :D

    Abrazos!

    Louma

  • Caro dice:

    :) ))))))))))))))))))))))))))))))))))))))

    (de momento, no me sale nada más. Una gran sonrisa que precede a un gran abrazo en directo)

  • Lu Carreras dice:

    Hola!
    Soy Lu Carreras, “ideadora” de mAMa LibRo y quería compartir contigo mi proyecto http://www.mamalibro.com

    Es una librería especializada en temática familiar, en mamás e infantil.

    Deseo que te guste y la encuentres interesante!

    Cordialmente,
    Lu

Deja un comentario