A mis apasionadas peregrinas de El Camino Rubí

A veces, no pocas, tengo dudas. Dudas que me llenan el cuerpo de nudos, grietas y fugas. De tamaños y colores diferentes. Sangro hiel de envidia, pocas veces, pero también ocurre. Me comparo y como en toda comparación, salgo perdiendo porque no pongo atención en lo que verdaderamente vale la pena.

Después os leo. Después os siento. Llegan emails de conocidas desconocidas, de mujeres que comparten sus vivencias sin conocer más de mí que lo que mis palabras pueden dibujar, entonces sonrío desde la inocencia más cristalina y observo que mi dedicación en este mundo es un regalo. No uno pequeño de satisfacción inmediata y cambiable, sino de satisfacción profunda y eterna.

Vuestros comentarios, vuestras palabras, vuestras miradas cómplices en los talleres… observaros abrazar vuestro vientre, respirar relajadas y confiadas en la vida… eso, mis amadas, no permite fugas,ni desgastes ,ni dudas. El sentido de mi existencia se abraza a vuestros cuerpos perfectos, dibujándome un cálido rincón donde reposan mis experiencias, mis locas ideas de guardar miedos en un baúl mágico para que no vuelvan nunca más, mi música variopinta que acompasa cada una de las elucubraciones que imagino encuentro tras encuentro… todo al detalle sin planificación previa, permitiéndome sentir toda vuestra esencia, conectando con la Diosa que habita en mí para que obre, así, la magia de nuestro encuentro en el que vosotras dais llama y color.

Mis bien amadas mujeres, cada vez sumáis más y cada vez me siento más segura, más confiada, más feliz, más roja de pasión … gracias a vosotras el mundo es más maravilloso, un lugar más habitable y lleno de esperanza.

Confié en mi sueño y vosotras, las que sois y las que seréis, lo hacéis realidad: una Tierra habitada por mujeres que se habitan y se gozan. Mis valientes leonas, mis ágiles gacelas, mi luna y mis estrellas os amo por lo que sois, por la esencia única que palpita en vuestro vientre.

Eternamente vuesträ

Erikä

A todas las Mujeres de El Camino Rubí

Aquí, un precioso regalo

Be Sociable, Share!

Deja un comentario