dejando las drogas

Me desbordan las ideas y las palabras se mueven estrepitosas, saltan a la pantalla y yo, las ordeno como puedo.. como quiero.. o quizás debería dejarlas ser.

Iba a escribir sobre un tema y de repente, en un post de última hora, he sentido que la inspiración requería atención particular y aquí estoy, haciendo caso al instinto humano de escritura.

Crisis! CRISIS! crisis! Pobreza! Destrucción del Estado de bienestar! Recortes! Paro! Miedo! Inseguridad! Trabajos basura! ERE!

STOP!!!! Paremos ya. Sí. Para hermana, para.

RESPIRA.

mmmmmmmmm

RESPIRA

Espanzúrrate en el sillón. Resopla por tus labios. Hazte un huequito confortable y permítete poner atención en lo que estás haciendo justo ahora. Leer este post ¿si? Bien. Lee el blog. Después lo otro. Mañana¿! relaja. Aquí y ahora. Respira. No te olvides de respirar.

Vivimos en un estado de miedo contagiado que está tocando los cimientos de nuestra psique. Vivimos rodeadas de negatividad y parece que una sonrisa perenne es un insulto de una ingenua arrogante que no se preocupa de lo que ocurre en el mundo occidental. El mundo es tal como tú eres. No lo dudes jamás. Tu mundo refleja lo que crees de él. Haz la prueba. Elige un color, tu color favorito. Siéntelo y decide por hoy pintar el día  de ese color. Nada de grises opacos o marrones destilados. No hay hueco hoy para los tóxicos de la negatividad. Por hoy, por ahora, haz la prueba. Verás que todo lo que ocurra hoy será placentero, lo vivirás de otro modo.

La adrenalina se contagia rápidamente, intoxica todo nuestro Cuerpo. Somos el animal en la cadena trófica que carece de depredador de otra especie y somos el que más adrenalina tiene. El ser humano occidental, en su “estado de bienestar”, vive con mayor tensión que una zebra en plena sabana. La adrenalina está diseñada para escapar de los depredadores y en nuestro cuerpo sólo ha de estar en tiempo reducido para que sea efectiva y no tóxica. El estado natural de la hembra humana es un estado oxitócico. La hormona oxitocina (hormona del amor) es la que ha de impregnar y guiar nuestro hacer y sentir diario. El calor en nuestro útero, nuestros riñones, nuestro torso y nuestros pechos es primordial para estar en armonía, en estado natural. Sin embargo la realidad es bien diferente, la adrenalina y su frío ocupan nuestro útero, paralizan nuestros riñones… congelan nuestros anhelos. Nos arrastra al vacío, a la duda, a la razón prestada… Comenzamos a hacer aquello que sentimos que no podrá ser bueno para nosotras ni para nuestro entorno, desarrollamos estrategias para sobrevivir porque vivimos en estado de alarma. Creemos que las leonas vendrán a devorarnos de un momento a otro porque así nos lo han dicho, así lo vemos en la televisión, así nos lo ha dicho nuestra prima que está pasando calamidades…

PERO si te paras, respiras ¿crees que es cierto? Realmente ves leonas sobre ti relamiéndose? Por leonas digo: Hacienda, paro, problemas financieros, embargos … Cuántas de ellas son reales y cuántas son imaginarias? No crees que si te quedaras únicamente con las reales podrías marcar una estrategia? Las estrategias permiten ser creativa. Facilitan mover energía y llenar de calor y color el día gris que te han pintado.

Escribo esto desde mi experiencia. En cada familia, como dice mi padre, cuecen habas. Cada cual tenemos nuestras leonas. La mía siempre es la economía familiar. Mi sensación de carencia siempre me ha devorado. La cuestión era que tuviera o no dinero siempre sentía que no tenía. Quizás para estos 5 minutos sí pero para mañana?! Me pasaba todo el día intoxicada de adrenalina y cortisol. Como todos los tóxicos una se vuelve adicta, así que yo generaba constantemente esa sensación de carencia. El asunto es que, hace poco, decidí desengancharme. Mi salud estaba debilitándose y mi relación de pareja iba haciéndose añicos, pequeños, diminutos pero pedazos al fin y al cabo ¿Cómo lo hice? Pare. Deje el hábito. ¿Síndrome de abstinencia? Claro. Además también me da por buscar sustitutos sin embargo respiro y pongo el freno. No os hablaré de que gracias a eso millones llegan a mí, ni situaciones de El Secreto, del que no opinaré sin una profunda conversación entre medio (hoy no será), en el que todo son Ferraris y casas de lujo. Lo que sí que os digo es que desde que he dejado el hábito de intoxicarme con historias de precariedad, carencias y pobreza, soy más feliz. Físicamente mi oxitocina vuelve a ocupar su lugar y su estado armónico. Mentalmente vuelvo a ser creativa, porque el miedo se ha ido y ya tengo espacio para dedicarme a lo que verdaderamente me gusta. Emocionalmente me siento feliz, plena. Esto no quita a que no llore o me enfade! la cuestión es que ahora lo vivo como algo más.

¿Mi economía ha mejorado? Os diré que desde hace 2 semanas mi familia y yo vivimos con un presupuesto de ¡40 euros!  Confieso que me daba apuro escribirlo pero deseo mostrar que, el mundo es tal y como tú eres. Quizás nuestras familias lean esto y se asusten, pero somos felices. No hay nada que temer. Y cuando haya algo, tendré la adrenalina necesaria para hacerlo frente, no la habré despilfarrado en lamentarme, aullar de angustia o maneras varias de intoxicarse el Cuerpo.

Ahora, escribiendo, me río. Pienso que en este “dejar las droga de la negatividad” sí que he hecho pequeñas cosas que, juntas, han hecho posible mi estado actual. Si os parece os las escribo, por si os sirven de inspiración o al menos por os te hacen sonreír.

Allá van:

1. Practico sexo conmigo cada mañana – un buen “arrechucho” que diría Ismael Serrano- (gran manera de hacer que la oxitocina corra por el cuerpo)

2. Voy al bosque. Cuando tengo “el mono” me voy al bosque con mi perra Lola

3. Corro. Tengo mucha energía, sobre todo en la fase dinámica de mi ciclo lunar, en vez de quemarme con mi fuego me voy a correr. Si es por el bosque mucho mejor!

4. Duermo abrazada a mi compañero, entre mi perra y mi gato. Colechar me hace sentirme segura y amada ¿quién teme así al lobo feroz?

5. Cocino. Soy “la Maga” de la cocina. Nutro y creo.

6. Escribo cada día 3 páginas. Sea de lo que sea.

7. Voy al cine sola (me saqué una tarjeta de socia apra que me saliera más barato)

8. Conecto con mi ciclo! Fundamental. Ya no me como la cabeza porque ya sé cómo funciono!

9. Creo talleres para mujeres y cuando los facilito me lleno de Luz y Confianza. Hago mi re-evolución junto a ellas. Me dan motivos para estar “limpia”

10. Escribo mi novela. Acepto el reto de hacer lo que tantas veces soñé. Así tengo algo menos por lo que lamentarme.

11. Abrazo a las personas que deseo

12. Canto sin tapujos ni vergüenzas

13. Visto la ropa que me da la gana. Dejo ir las “tendencias” y me dejo llevar por la energía del momento (de mi ciclo)

14. Cupcakes. Me llenan los sentidos, me endulzan la creatividad.

15. Hago el amor con mi compañero. Es una delicia tanta oxitocina por nuestros Cuerpos

16. Hablo con mi familia. Escucho los sabios consejos de mi madre. Río con mi padre. Aún en la distancia los siento en mí, porque mi cuerpo es su legado.

17. Sonrío. Dibujo una sonrisa y la contagio. Observo con curiosidad a las personas del ferrocarril.

18. Descanso. Si estoy cansada paso de fustigarme. Me relajo pues mi Cuerpo es sabio

19. Quedo con personas que amo. Me ayudan a estar fuerte y si me caigo…

20. Pido ayuda!! No somos animales solitarios. Nos necesitamos!

21. Disfruto de mi compañía

22. Juego. Mi niña es la reina de la oxitocina. La mimo, le canto, le bailo …

23. Escribo en este blog para compartir… porque sólo así siento que podemos hacer de nuestra Vida lo que realmente queramos de ella.

Porque Ella, la Vida, sólo desea ser vivida. Si no haces nada por Ella, ¿Qué puede hacer Ella por ti? Mímate. Vive en alegría para poder morir felizmente. Haz de tu vida lo que tratas de hacer de la vida de tus hijos. Cuida a tu niña interior.

Ahora me siento mucho mucho mejor. Al final tampoco he escrito sobre lo que pensaba! Por esto merece la pena vivir, por el placer de saber que todo tiene su lugar si así se permite.

¿Con qué color pintarás hoy?

 

 

Be Sociable, Share!

20 comentarios para “dejando las drogas”

  • Belén dice:

    Gracias por la entrada Erika. Hace días que dejé el verde y me he sumido en el gris de las nubes, y como ellas, no paro de llover. Ahora y gracias a tu inspiración, decido volver al verde, por mi y por mi cachorro. Un abrazo muy grande!

  • almadedoula dice:

    verde que te quiero verde!!!!!!
    Me llega el abrazo y te achucho bien fuerte Belén

  • María dice:

    Me encanta como escribes, Erika… me haces llegar muchas emociones… hoy lo voy a poner todo naranja! y voy a empezar con un zumo de naranjas y un puré de zanahoria! :D Acabamos de decidir dejar la ciudad e irnos al campete…ya estoy cansada de poner cara de atufarme cada vez que voy andando y me adelanta un autobús… un beso!

  • almadedoula dice:

    Larga y feliz vida María!!

  • M. del Carme Maré Banzo dice:

    Precioso! Erika, eres divina! Qué capacidad para expresar lo que sientes! Te adoro y te envidio (envidia sana, eh) Me has alegrado la tarde!
    Gracias de todo corazón.
    Te abrazo en la diatancia, porque el abrazo es la expresión de la extensión del corazón, y éste no sabe de tiempo ni de espacio. Simplemente es y ama.
    Te quiero.
    Carme

  • LEI! dice:

    Fan de “14″… descubriendo ¿oxitocina?
    te sigo sin verme!

  • anna dice:

    bella erika, tus palabras como siempre me resuenan familiares, te admiro y siento que en momentos compartimos mucho en el aprender a ser, te admiro como mi guia, mi hada. un abrazo oxitocínico. mua

  • Anna dice:

    Gracias, hermana.
    Eres un regalo para mi alma, y esta entrada todo un tesoro. Qué bien me ha hecho leerte hoy.
    Te amo!

  • Angeles dice:

    Gracias por compartir tu entusiasmo y positividad que me has contagiado.

  • Angeles dice:

    Gracias por contagiarme tu positividad

  • Sophia dice:

    Gracias de todo corazon por estas palabras tan frescas, intimas y sabias. Eres una inspiración.

  • Te confieso que yo muchas veces me pinto de gris innecesariamente. Y aunque en la cara dibuje una sonrisa por dentro llueve seguido. Te leo y de inmediato me dan ganas de ser rosa, sentirme rosa, pintarme de rosa para siempre y desengancharme de lo absurdo y lo dañino. Gracias siempre.

  • almadedoula dice:

    Rosa… sí claro! disfruta del rosa, de su ternura, de su jovialidad.. déjate bañar por el rosa…
    Mil achuchones Azucena!

  • almadedoula dice:

    Doy gracias a nuestra relación. Contigo aprendo mucho de mí, de mis fantasmas, de mis luces, de lo bello que puede ser compartir y trabajar por un fin común…
    te abrazo intensamente

  • almadedoula dice:

    Me encanta ser esta clase de virus!!! :)

  • almadedoula dice:

    mmmmmmm disfruto de nuestro abrazo….

  • luisa dice:

    guuuuuapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!! me encantas! escribe,escribe,escribe…..y acaba esa novela q tienes entre manos!!!! seré una de las primeras en comprarla.no me pidas un color….veo el arco iris!!!! besitos

  • almadedoula dice:

    :) )))
    te tomo la palabra preciosa!

  • María dice:

    Erika, gracias por tus post tan enriquecedores… te dejo unas flores en mi blog! un beso…

  • Paulina dice:

    Hola! acabo de descubrir este blog y lo que he leído realmente me ha tocado el corazón, por tu sinceridad sobre todo. Y me ha hecho sentir menos sola en la búsqueda incansable de dejar lo que no funciona. Muchas gracias

Deja un comentario