Otra cara de este espejo: feminismo

Estoy harta. Sí, harta y por ello escribo. Para librarme de lo que me sobra. Estoy harta y premenstrual y lejos de decir “esta loca que habla no soy yo” diré “está rotunda cuerda que habla claro, soy YO… también”.

Hay muchas etiquetas en mi piel. Muchas están de adorno. La mayoría no me sirven y ninguna me identifica, pero como mi compañera Lola me dijo hace unos días: sirven para marcar el camino. De entre mis etiquetas está la de feminista. Sí, soy una mujer que cree en el valor único e inexpropiable de las mujeres y…de los hombres (también de las personas transgénero) con lo que soy….FEMINISTA. Estoy cansada de escuchar, leer, sobreentender, oír de pasada [...] que el feminismo es lo mismo que el machismo, que si las feministas no quieren que las mujeres sean madres, que si las feministas son unas extremistas, que si son unas putas, que si, que si…VALE!! Sooooooo caballo!

Alto a la ignorancia, al miedo y a la arrogancia intelectualoide de tres al cuarto! Las mujeres feministas (porque también hay hombres y personas transgénero que son feministas) tenemos en común la defensa de que cada persona (en este caso mujer) haga lo que ella DESEA, SIENTE O QUIERA sin tener que someterse, consciente o incosncientemente, a un orden social, simbólico, político, antropológico (y todo lo que acabe ne “ico”). Esto implica que si una mujer elige ser madre a tiempo completo, lo sea. Que si una mujer decide ser trabajadora del sexo, lo sea. Que si una mujer elige no dar el pecho, no lo dé. Que si una mujer decide trabajar el quinto día de su cuarentena, vaya. Que si una mujer opta por estar criando a sus hijos 15 años, lo haga. Esto implica que, cada mujer ELIJA en función de lo que su cuerpo, su mente, su espíritu le dicte. Más allá de las teorías y más allá de las/os opinólogas/os que convierten su vida en una vía inmaculada a seguir e imposible de mantener (desde Estivill hasta Laura Gutman)

Yo opino que dar de mamar es la mejor opción para el bebé y la mejor opción para la madre. Pero es muy posible que para otra mujer no sea así. Yo podría decir que estoy avalada por la evidencia científica y ella podría venir con evidencias científicas y teorías y montón de cosas más que dijeran lo contrario. En realidad, no quiero que entre una mujer y yo se interponga la ciencia, porque de resultar así, estoy evidenciando que nuestra relación comienza por un fallo en la comunicación- necesitamos de una tercera voz “neutra” que interceda por nosotras- Podría juzgarla en mi foro interno, pensar que está desconectada, que tiene un problema a resolver con su madre, que está infestada por el patriarcado… Eso, en mí, sería un error muy grande. Me pregunto quién soy yo para juzgar a una mujer, para opinar sobre lo una mujer que HA ELEGIDO. Decimos que contamos con evidencias científicas, y existen, pero otras tantas evidencias podrían desevidenciar lo que justificamos por la ciencia -sí, sí por poder se podría, nos guste o no aceptarlo- La sabiduría humana es relativa decía el maestro zen Taisen Deshimaru. Hemos de aprender a ir más allá de datos que pueden ser refutables. Podemos compartir experiencias, mostrarnos desde el respeto o pasar de largo porque simplemente esa relación no nos interesa. La base es comprender que cada persona (mujer, hombre, transgénero) elige. Es el derecho a elegir lo que debería movernos. Garantizar ese respeto por la decisión propia y por tanto, por la decisión ajena. Para mí, ESTO es ser feminista. En este respeto se recoge el respeto de las niñas/niños/niñxs, pues al permitirnos espacio les estamos dando lo que es legitimamente suyo: una relación espontánea con sus progenitores/cuidadores.

Hablo de relación espontánea porque en estos años estoy asistiendo al nacimiento de muchos manuales. Da igual su origen, no dejan de ser aleccionadores que tratan de desmenuzar a la mujer-madre para meterla en casillas de cómo sentir, cómo pensar, cómo espaciar, cómo colechar, cómo dar el biberón…. de nuevo manuales. De nuevo manifestamos que hay muchas personas de las que no nos fiamos, pues si confiásemos en su criterio no nos pondríamos a decirles cómo se pare en la bañera o en el paritorio…da igual! Hay una delgada línea entre compartir información y aleccionar. Una estrecha línea entre apasionada y activista. Son elecciones! Cada cual elija con confianza y respeto.

Como decía al principio soy feminista y creo por encima de todo en el derecho humano a elegir, que también es una gran obligación con nuestra responsabilidad, que, al finalizar el día nos enseña lo capaces que somos de habitar este cuerpo y este mundo en relación con las/os/xs otras/os/xs.

 

Hemos de encontrar un punto intermedio donde nos sobren-falten los “ismos” y los “istas” Allá donde nos sintamos retadas a cuestionarnos y a mantener únicamente ideas. Las ideas fluyen, crecen, menguan, desaparecen… cuando se enquistan se hacen creencias y éstas son el origen de la ignorancia. Es en este punto de “más allá” donde afirmo que no soy feminista porque las etiquetas se hacen diminutas y no alcanzan la grandeza de este sentir. Es en este punto donde encontrarse es posible. Pero para llegar hasta aquí las señales se hacen necesarias y como señal, mi señal, aquí y ahora es el feminismo.

 

[Escrito con todo mi respeto a la diferencia, en una demostración empírica de ser honesta con mi elección y con la ajena :) ]

Be Sociable, Share!

11 comentarios para “Otra cara de este espejo: feminismo”

  • Mónica dice:

    Humildemente y siempre desde el respeto te diré que no estoy de acuerdo contigo, me parece bien que se respete la manera de pensar de cada persona en su esencia, pero pienso que tal vez hay algunos momentos y casos en los que sí que es conveniente aleccionar y intentar reconducir las creencias de otras personas, te pongo un ejemplo muy simple, hay padres/madres que piensan que hay que dejar llorar a los bebes para que se acostumbren a ser independientes y otras cosas que yo no comparto, tú dices que no debemos juzgar las decisiones que toma cada uno, ¿realmente si te encontraras con agún conocido que hiciera esto no intentarías, con el diálogo, convencerlos y darles motivos para que no hicieran esto? Quizá tú estés refiriéndote a algo mas global, pero creo que cuando hay cosas que claramente pueden ser contraproducentes es importante dar nuestra opinión e intentar que otros lo vean con nuestra misma perspectiva, siempre con respeto y diálogo,

    Un saludo sincero!

  • almadedoula dice:

    Me gusta tu respeto. Te doy las gracias por él. Adoro que pienses y aportes algo diferente Así da gusto! Cada día veo en mi familia y a mi alrededor formas de pensar, actuar que creo que son devastadoras. Comer productos llenos de conservantes, vivir en busca de una nómina…creo realmente que son perjudiciales sobre mi concepto de Vida Digna y en equilibrio. Tuve un tiempo en que aleccionaba por “su propio bien” y lo que obtuve fue lo contrario. Con las lecciones la autoridad se pierde. Para mí, Son la coherencia de tu día a día, el gesto/palabra amable y el respeto los únicos capaces de acompañar a las personas a cuestionarse sus hábitos, creencias o lo que sea y si así lo deciden cambiarlos o no Yo tengo montón de cosas malísimas para mucha otra gente, pero bajo mi criterio hago lo mejor.
    Un abrazo sincero!!

  • May dice:

    ¡¡¡OLE!!!!
    YO también soy FEMINISTA, de estas feministas libres, que abogan por la LIBERTAD de todo el mundo, piensen o no piensen como yo!!
    Creo que lo único que podemos hacer es lo que sintamos para nosotras que es lo mejor en ese momento, en todos los aspectos de la vida, el trabajo, las relaciones, los hijos… pufff
    Lo único que pido es respeto por mis decisiones que he tomado libremente desde la mujer ADULTA que soy.
    GRACIAS por este post! me lo llevo a todas partes!

  • motherofthelamb dice:

    Soy exactamente de la misma opinión. Yo no lo habría explicado mejor. Lo que me comenta Mónica lo he pasado al revés…Es decir, hay gente que ha creído conveniente informarme de cosas que ellos creían que estaba haciendo mal y podían ir mal para el bebé…por ejemplo que elcolecho era peligroso porque podría aplastar al bebé (duerme en cuna sidecar) o que si se despierta por la noche es que “no le he enseñado a dormir” y regalarme el libro de Estivill, pese a que le dije que conozco su método de oídas y no soy partidaria de dejar a un niño solo llorando, pero ella insistió: “No es cómo tu crees, es un método científico. Tu leetelo”. Todas estas personas, de buena fe, familiares y amigas de confianza, se sienten moralmente obligadas a instruirme y a mí me parece gracioso, porque nadie posee la verdad absoluta…intentan ayudar mostrándome mis “errores”, que pueden serlo o no, pero son MIS ELECCIONES, y sí, en cierto modo no las respetan porque no creen que sean buenas, así que las están juzgando sin darse cuenta. Nos gusten o no las decisiones de las otras madres, se lo podemos comunicar si eso nos tranquiliza, claro que sí, pero siempre desde el respeto.
    Un 10 para esta entrada de blog!

  • almadedoula dice:

    Gracias por ofrecer esta visión! sin duda para personas con otras “creencias” nuestras ideas son una locura y totalmente refutables. Lo importante aquí es ir más allá y practicar el respeto, las ganas de compartir y el ánimo de dejar pasar.
    Un fuerte abrazo!

  • almadedoula dice:

    May :)
    me gusta un montón que te sientas así! Acabo de ver tu blog y me e-n-c-a-n-t-a! felicidades por el matrimonio! eres una mujer muy afortunada ;)
    Abrazo enorme
    E.

  • Vega Martin dice:

    Casi no leo tu escrito por esos prejuicios que provocan a veces las palabras, pero por algún motivo he anulado el prejuicio que me supone la palabra feminista y lo he leído…!!!Como me alegro de haberlo hecho!!! Me identifico con todo lo que dices y aunque sigo sin identificarme con la “etiquetas” (las que sean) es un placer enorme la comunicación. Cuando lees algo así, una persona al descubierto, te sientes conectada y la conexión con los seres humanos es lo que mueve mi vida. GRACIAS
    Vega

  • almadedoula dice:

    Más allá de las palabras encontramos lo que resuena al otro lado de neustro espejo
    Vega, me alegra que siguieras leyendo, que la curiosidad superara a los prejuicios!
    Un abrazo inmenso
    E.

  • merche dice:

    hola Erika,
    me ha encantado leerte… tengo muchas ganas de compartir contigo. A ver cuando la vida nos vuelve a juntar.

    Un abrazo

    Merche

  • almadedoula dice:

    Seguro que volvemos a achucharnos…
    abrazo inmenso

  • almadedoula dice:

    A Marc (Maiki)
    Tu comentario ha sido archivado no por censura sino porque esté blog es un lugar para compartir opiniones desde el respeto. Mi blog no es un basurero donde venir a vomitar. Si deseas expresarte de otro modo, tus opiniones serán bienvenidas.
    Feliz día
    Erika

Deja un comentario